Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

        

Scroll to top

Top

Artevia: "Comunica-acción"

Cliente: ARTEVÍA (Nosotros mismos)

#Objetivo

Visualizar y sentir Artevía como una empresa con respuestas útiles ante los retos que plantea la comunicación cada día.

#El plan

Artevía es una empresa forastera en la publicidad. Nació en 1999, y siempre ha trabajado para marcas e instituciones, aunque en aspectos de la comunicación relacionados con el diseño y generación de contenidos, las funcionalidades prácticas y las experiencias de usuario.

En 2011 traslada su sede de Bilbao a Madrid, con la experiencia y conocimiento acumulado entiende que puede ofrecer una respuesta útil a los crecientes retos que presenta la comunicación de marca, e institucional en general. Madrid es un mercado más grande y dinámico, abierto a propuestas incipientes que aún deben recorrer un camino para desplegar toda su potencialidad.

Imagen de previsualización de YouTube

El plan no era convertir a Artevía en otro interlocutor que contara, una vez más, todas las cosas que se podían hacer. El plan era que las hiciera, que se convirtiera en un espejo donde mirar el presente y las posibilidades del futuro.

 1.- Vídeos: algunos de ellos han superado las mejores expectativas y se ha terminado por hacer la versión en inglés. Otros se usan regularmente en instituciones de enseñanza como soporte didáctico.

Imagen de previsualización de YouTube

2.- Herramientas: La tabla periódica y el Manifiesto de las emociones acumulan más de 100.000 descargas y se utilizan como referencia útil por profesores y psicólogos. Aunque originalmente estaba concebida para entender las emociones en el marco de la creación y la comunicación.

 

emociones_tabla

 

3.- Blog propio y participación en otros blogs ajenos como Innovación Audiovisual.

4.- Participación en eventos a través del flujo y la realización de ideas. TEDx, Zinc Shower, TransmediaZ, BIME, MeetUp transmedia Madrid, Comunidad UtopicUs, Heroes Club,…

#El resultado

Artevía hoy, es mucho más grande, no tanto en cuanto a tamaño físico, sino por todos los poderes suplementarios que ha ganado en este camino. Y, en ocasiones, hasta ha logrado ser ese reflejo donde a la gente le gusta reconocerse, recibiendo el gratificante encargo de “quiero que mi empresa transmita como lo hace la vuestra”.