Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

        

Scroll to top

Top

El día que murió Lou Reed

El día que murió Lou Reed

Escribo esto mientras un escalofrío me recorre el cuerpo. No podía creer las primeras noticias que adelantaba su fallecimiento, pero a estas horas la confirmación es total; ha muerto Lou Reed.

Se me agolpan las imágenes, los sonidos, los recuerdos que me sobrecogen. Un muchacho de pelos rizadísimos y orejas grandes, hablo de mí, rebuscando en las viejas tiendas de discos de Bilbao hasta encontrar su primer LP, “Rock and Roll Animal” el brutal disco en directo de Lou Reed; que hizo con sus amigos un alocado programa de radio que se llamaba “Caminando por el mal camino“, donde la sintonía era evidentemente “The Walk On The Wild Side“. Qué más de una vez fantaseo, y tuvo la tentación, de caminar por el lado más salvaje de la vida al ritmo de la desgarradora tristeza de “Berlin“. Que compartió noches de amistad, alcohol y amor roto por el alba al ritmo de Vicious, Satellite of Love, Sweet Jane, o esas hipnóticas canciones de la Velvet Underground.





Ahora mismo suena mi altavoz “Perfect Day“, la canción que ha inspirado uno de esos bonitos proyectos que sueño con llevar a cabo algún día de estos.[/five_sixth]

Lou Reed se va; ya se ha ido, igual que se han ido tantos momentos que no van a volver jamás. Hay que secarse los ojos y honrar con grandeza a los muertos. Agradecer todo cuanto deja, todo lo que nos queda. Esa música que nunca dejará de sonar mientras haya un corazón que lata; mi corazón.


Ojalá este contenido te resulte útil e inspirador, te invitamos a compartirlo y comentarlo; es todo tuyo 😉

Comentarios

  1. Major thanks for the article.Much thanks again. Cool.