Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

        

Scroll to top

Top

El verso suelto de Harley Davidson y la paradoja de Fagor

Este vídeo de Harley Davidson ha enfadado a muchísimos de sus seguidores, y a buen seguro, fieles compradores.

Fagor, desgraciadamente, deja de existir. A lo largo de casi 60 años de existencia ha gastado cientos de millones de euros en comunicarse con nosotros. Y creo que todo lo que podemos decir de la marca se resume en un lacónico “hacían electrodomésticos”.

De Harley Davidson no esperamos que prometa que al comprar sus motos vamos a ser los más modernos y molones del barrio. Deseamos que sus máquinas y su relato inspiren nuestra necesidad de ampliar el horizonte de libertad individual. La misma necesidad que inspiraba a Peter Fonda y Dennis Hopper a lomos de sus Harley en Easy Rider.

Sin embargo este vídeo constriñe a la Harley en los estereotipos culturales que ahora mismo representan lo “guay”; la estética hispster y demás.

Hasta el horizonte limpio e infinito, que es un territorio de Harley, se traiciona en este vídeo por un barrio oscuro.

Dicen que las ventas de Harley han bajado, es parte del juego; en la vida atravesamos por coyunturas favorables y adversas. Pase lo que pase, dejar de ser fieles a nosotros mismos, es la antesala de algo malo. La condición previa es saber quienes somos nosotros mismos y que representamos para los demás.

harley
Harley sabe quien es y el tesoro que eso representa para su público; a buen seguro, esta maniobra será un paso aislado. Aunque nos alerta del peligro de dejarse abducir por las coyunturas, que es distinto que adaptarse a ellas. Las modas pasan y es sano usarlas como trampolín, pero nuestra vocación es continuar

Si nuestra comunicación no es capaz de generar una personalidad y un relato de marca sólido y perfectamente reconocible, puede que una de esas coyunturas cambiantes nos termine eliminando. Le ha pasado ni más ni menos que a Kodak, un cambio tecnológico, y se acabó.

Fagor también se va, y cientos de millones de euros después, solo queda el lacónico “fabricaba electrodomésticos”. No deja nada que podamos asociar firmemente a alguna de nuestras inquietudes, necesidades o valores.

Por eso en Artevía trabajamos para crear un Storytelling de marca que genere un valor sólido y perdurable en el tiempo.

¿Quieres saber la propuesta que tenemos para ti?